El derecho a la salud, es una prioridad plenamente reconocida por la Constitución Política del Estado (art18) que demanda la participación de todos los actores que se involucran, en la perspectiva de disminuir los grados de exclusión y marginación en salud. Es en este contexto que se plantea conformar un Sistema Único de Salud para mejorar las tareas de acción integral: Promoción, Prevención, curación y rehabilitación en temas relacionados al bienestar del individuo, las familias, la comunidad y el medio ambiente en el propósito de saldar la deuda social histórica y sanitaria acumulada desde la colonia en un franco proceso de reversión de hacer salud inclusiva. Esta tarea requiere fundamentalmente de una labor intersectorial de participación y control social efectivos en el propósito inclusivo a la salud de todos los sectores de nuestra sociedad. Es en este propósito que el Ministerio de Salud como entidad rectora y de conformidad al art 29894 promueve acciones de atención odontológica para la población a través de los subsectores: públicos, seguridad social, privados, de convenio y sin fines de lucro de acuerdo a los planteamientos de regulación de funcionamiento del Programa Nacional de Salud Oral que operativiza la creación de normativa legal ajustada a las líneas estratégicas de la Agenda Patriótica en un contexto socio económico, político, cultural e ideológico claramente distinto en tanto se busca eliminar el fenómeno de la exclusión en la salud, además de contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de la población boliviana.
Desde su implementación el Programa Nacional de Salud Oral busca responder a las necesidades en el ámbito de la atención buco dental brindando la provisión de servicios odontológicos en el marco de las líneas de acción del modelo de Salud Familiar Comunitaria Intercultural (SAFCI).